Leyendas Antiguas – Una Ruta Hacia El Dorado, Las Chincanas

las chincanasLas chincanas son cuevas que se encuentran en la ciudad del Cuzco, Perú; en la zona conocida como la fortaleza de Sacsayhuaman o zona X. Las historias varían según las personas que los narran pero todas confluyen en que las redes de cavernas comunican también con el templo del sol o Qorikancha, incluso se dice que nace en este lugar en pleno corazón del Cuzco donde ahora está construido el templo de Santo Domingo.

Una de las historias es que unos estudiantes a principios del siglo XX, decidieron acabar con el misterio y se aventuraron en las cavernas. Equipados con cuerdas, ganchos y velas se prepararon por la posibilidad de encontrar trampas naturales que algunas historias cuentan que están camufladas en la oscuridad o por habilidades incaicas para proteger sus misterios como trampas con caídas de más de 200 metros. Pasaron muchos meses en que no se supo nada de los aventureros y se pensó que la muerte había sido su fin. Años más tarde, en una misa en la iglesia de santo domingo, en plena celebración se escucho el golpe claro de un objeto macizo en las paredes de la iglesia. Al haber interrumpido la misa los asistentes identificaron su procedencia, al parecer venía de atrás de una pared recientemente levantada hace poco, cuando lograron romper el muro vieron una caverna que se perdía en la oscuridad y a un anciano con una barba desgreñada. Murió poco después de haberlo encontrado, pero cuál sería la sorpresa al identificarlo y ver que ese anciano era uno de los jóvenes aventureros que años antes habían osado desvelar los misterios del mundo subterráneo, y la sorpresa se volvió asombro cuando firmemente en una mano sujetaba un choclo (mazorca) de oro macizo.

Se sabe que muchos extranjeros que querían entrar en pasajes y cuevas en la zona nunca han vuelto a la luz del día. Los indígenas dicen que todo aquel que profane el mundo subterráneo secreto nunca volverá vivo o cuerdo. También hay rumores que durante la fiesta de los sacerdotes y chamanes elegidos por la Pachamama se ven en estas cuevas con los descendientes de los incas que aún habitan en el inframundo.

Dicen los lugareños, “los incas hicieron esta cueva muy cara y trabajosa para que en tiempos de guerra cuando los reyes Incas estuviesen en Sacsayhuaman o la fortaleza con toda su gente y ejército, pudiesen con seguridad y sin ser percibidos ir a su Templo del Sol y adorarlo, ofrecerle incienso, sacrificios y comunicar con él el estado de la guerra y las cosas de gobierno del rey.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*