Excelente Lectura – El Nombre de la Rosa

El nombre de la rosa

El Nombre de la Rosa, hoy te dejo con una excelente lectura que se convirtió en una, también excelente, película. El éxito popular alcanzado por la primera novela de Umberto Eco fue similar al que obtuvo su versión cinematográfica del mismo título, dirigida por Jean-Jacques Annaud en 1986.

(Click aquí para leer la novela completa).

En el film, Sean Connery interpretaba al monje franciscano y antiguo inquisidor del Siglo XIV, fray Guillermo de Baskerville y un adolescente Christian Slater encarnaba al benedictino Adso. Cabe destacar que al personaje de Salvatore le daba vida Ron Perlman, actor dotado de una curiosísima fisonomía.

Esta obra literaria, a mi modo de ver, debería ser una lectura obligada en las escuelas a nivel medio superior pues se puede aprender mucho acerca de como se vivió en la época del oscurantismo y como es que esta misma época fue desapareciendo, gracias a que la gente sobrepuso su miedo a llevar una vida más independiente a las normas eclesiásticas impuestas de la época, debido a las necesidades de trabajo, vivienda y justicia la cual estaba impartida inequitativamente y que a través del miedo se imponían los credos al pueblo, el cual no tenia alcance alguno al conocimiento. Hasta el día de hoy se pueden observar ciertas practicas que recurren a métodos parecidos al oscurantismo, en los cuales se esconde la información a los pueblos.

El nombre de la rosa (título original: Der Name der Rose) es una película ítalo-franco-alemana del director Jean-Jacques Annaud estrenada en 1986 y protagonizada por Sean Connery (en el papel del fraile franciscano Guillermo de Baskerville) y Christian Slater (como el novicio Adso de Melk), basada en la novela homónima escrita por Umberto Eco.

 

 

2 Replies to “Excelente Lectura – El Nombre de la Rosa”

    • Gracias por el mensaje.
      Veré que se puede hacer.
      Por si no logro subirla nuevamente, te recuerdo que tu mismo la puedes buscar directamente en Internet, te aseguro que la encontrarás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*